/ viernes 2 de abril de 2021

Espejos de vida | Vacaciones de Semana Santa

La etimología de la palabra vacaciones significa estar libre o vacante, hace alusión a tomar una pausa sobre el trabajo y obligaciones que comúnmente se desempeñan en la cotidianidad de la vida.

Con base al calendario escolar emitido por la Secretaría de Educación Pública (SEP), estudiantes y maestros de instituciones públicas y privadas tienen tres recesos escolares durante el año, los cuales son en diciembre, marzo-abril y julio.

De acuerdo a la Ley Federal del Trabajo hay fechas especiales donde el trabajador está autorizado a no concurrir a su centro laboral y obtener el salario correspondiente. Estos son:

1 de enero 1 de mayo 16 de septiembre 20 de noviembre 25 de diciembre.

Definitivamente esta ley no aplica a la totalidad de la población, las circunstancias económicas y laborales por las que cada apersona atraviesa son factores primordiales que inciden en ello. Un alto porcentaje de la población mexicana se desempeña en el sector del autoempleo o empleos ocasionales. No obstante, estos días conocidos como la Semana Santa, que inician desde el domingo de Ramos hasta el domingo de Resurrección, generalmente se da asueto en todos los campos laborales los días jueves y viernes y en algunos casos se extiende hasta el fin de semana, espacios donde la población en general hace un alto a su vida cotidiana, comparte actividades al aire libre visita a la familia o simplemente los dedica a descansar.

México es un país de tradiciones culturales altamente ligadas a la religión. Se conmemora una de las celebraciones más importantes dentro de la fe: el martirio, crucifixión y muerte de Jesucristo, quien ha sido presentado no solo a través del nuevo testamento, sino que en su nombre se han edificado iglesias y ha ocupado a científicos, historiadores e investigadores que buscan fundamentar su vida y muerte.

A partir de su nacimiento, la línea del tiempo recibe la connotación de a. de C. y d. de C. como un parteaguas de un antes y un después.

Como un recordatorio del evento y circunstancias de su muerte, cada año se efectúan diversas representaciones de la pasión de Cristo en los distintos estados de México, pero es en Iztapalapa, donde se realiza de forma ininterrumpida desde hace 177 años. Esta celebración es considerada como una de las más grandes del mundo y de mayor tradición; en el año 2012, fue reconocida oficialmente como patrimonio intangible de la ciudad de México y se está en espera de que la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO) emita la resolución de que sea reconocida como Patrimonio Inmaterial de la Humanidad.

Este acontecimiento es televisado, acaparando la atención de cámaras nacionales e internacionales y miles de adeptos y turistas acuden año con año a presenciarlo. A partir de la pandemia se ha efectuado solamente a modo virtual.

En esta época, prevalece el ayuno, oración y penitencia, como una forma de redención y purificación. Los platillos son también distintivos; se restringe el consumo de carnes rojas y el pescado ocupa el lugar preferencial; los chacales, habas, rueditas de calabaza, chile pasado, colorado, capirotada, ensalada, coricos y pan de levadura, acompañan la mesa.

La contingencia sanitaria actual ha impuesto barreras de protección a las tradiciones que por años se han implementado; los balnearios, centros de recreación y espacios que conglomeran masas de gente permanecerán cerrados; sin embargo, el solo hecho de estar en casa, de gozar de un tiempo dedicado a otras actividades, tienden puentes de interacción familiar invaluables.

La etimología de la palabra vacaciones significa estar libre o vacante, hace alusión a tomar una pausa sobre el trabajo y obligaciones que comúnmente se desempeñan en la cotidianidad de la vida.

Con base al calendario escolar emitido por la Secretaría de Educación Pública (SEP), estudiantes y maestros de instituciones públicas y privadas tienen tres recesos escolares durante el año, los cuales son en diciembre, marzo-abril y julio.

De acuerdo a la Ley Federal del Trabajo hay fechas especiales donde el trabajador está autorizado a no concurrir a su centro laboral y obtener el salario correspondiente. Estos son:

1 de enero 1 de mayo 16 de septiembre 20 de noviembre 25 de diciembre.

Definitivamente esta ley no aplica a la totalidad de la población, las circunstancias económicas y laborales por las que cada apersona atraviesa son factores primordiales que inciden en ello. Un alto porcentaje de la población mexicana se desempeña en el sector del autoempleo o empleos ocasionales. No obstante, estos días conocidos como la Semana Santa, que inician desde el domingo de Ramos hasta el domingo de Resurrección, generalmente se da asueto en todos los campos laborales los días jueves y viernes y en algunos casos se extiende hasta el fin de semana, espacios donde la población en general hace un alto a su vida cotidiana, comparte actividades al aire libre visita a la familia o simplemente los dedica a descansar.

México es un país de tradiciones culturales altamente ligadas a la religión. Se conmemora una de las celebraciones más importantes dentro de la fe: el martirio, crucifixión y muerte de Jesucristo, quien ha sido presentado no solo a través del nuevo testamento, sino que en su nombre se han edificado iglesias y ha ocupado a científicos, historiadores e investigadores que buscan fundamentar su vida y muerte.

A partir de su nacimiento, la línea del tiempo recibe la connotación de a. de C. y d. de C. como un parteaguas de un antes y un después.

Como un recordatorio del evento y circunstancias de su muerte, cada año se efectúan diversas representaciones de la pasión de Cristo en los distintos estados de México, pero es en Iztapalapa, donde se realiza de forma ininterrumpida desde hace 177 años. Esta celebración es considerada como una de las más grandes del mundo y de mayor tradición; en el año 2012, fue reconocida oficialmente como patrimonio intangible de la ciudad de México y se está en espera de que la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO) emita la resolución de que sea reconocida como Patrimonio Inmaterial de la Humanidad.

Este acontecimiento es televisado, acaparando la atención de cámaras nacionales e internacionales y miles de adeptos y turistas acuden año con año a presenciarlo. A partir de la pandemia se ha efectuado solamente a modo virtual.

En esta época, prevalece el ayuno, oración y penitencia, como una forma de redención y purificación. Los platillos son también distintivos; se restringe el consumo de carnes rojas y el pescado ocupa el lugar preferencial; los chacales, habas, rueditas de calabaza, chile pasado, colorado, capirotada, ensalada, coricos y pan de levadura, acompañan la mesa.

La contingencia sanitaria actual ha impuesto barreras de protección a las tradiciones que por años se han implementado; los balnearios, centros de recreación y espacios que conglomeran masas de gente permanecerán cerrados; sin embargo, el solo hecho de estar en casa, de gozar de un tiempo dedicado a otras actividades, tienden puentes de interacción familiar invaluables.