/ jueves 14 de mayo de 2020

El maestro y sus nuevos retos

Desde finales del siglo XX el modelo de enseñanza-aprendizaje comenzó a sufrir una transformación importante, que ha significado pasar de un modelo basado en la memorización, a un aprendizaje en el que las capacidades para buscar, analizar e interpretar de manera adecuada la información, han tomado mayor relevancia, eso ha ocasionado que a pesar de las resistencias naturales al cambio, en los últimos 25 años paulatinamente se hayan propiciado las condiciones para esa nueva realidad.

Sin embargo es espacial en este año 2020 las circunstancias de contingencia sanitaria, provocaron que de forma súbita se acelerara ese cambio, de pronto fue necesario dejar que los lápices, los cuadernos, los libros y hasta el aula fueran los protagonistas principales, para permitir que ahora las llamadas tecnologías interactivas sean las principales herramientas, desde muy diversos lugares y en muy distintos horarios. Dando paso a la tecnología educativa, consolidando el paso con ello de la era industrial, a la era informática.

Ese modelo en que la educación solo era posible de manera presencial, ha dejado de ser exclusivo, hoy gracias a la tecnología se puede estudiar en línea, a distancia, el acceso a la información es posible desde cualquier dispositivo inteligente, de una manera fácil, rápida y en abundancia. Esto permite que la educación sea más sencilla, cómoda y accesible.

Estos cambios han ocasionado que los métodos educativos evolucionen, al tiempo que el entorno de los padres de familia, de los alumnos y desde luego de los maestros también enfrenten un nuevo reto, los contenidos de los programas y los sistemas de evaluación deben ser adaptados a la nueva realidad.

Ante este escenario el papel del maestro ha cambiado, dejando a un lado su rol de líder y de fuente de conocimiento, para transformarse en un acompañante que fomente la autonomía, la creatividad y el interés del alumno por el conocimiento. Esto le ha generado al maestro la necesidad adicional de una formación técnica, que le permita utilizar las herramientas tecnológicas de la forma más eficiente, la actualización demanda ser constante para garantizar una calidad educativa.

El reto para los maestros es grande, la realidad que enfrentan los ha llevado a exigirse al máximo, las circunstancias así lo ameritan. De la noche a la mañana la tecnología se ha convertido en una herramienta indispensable, aun y cuando para ellos y para muchos de sus alumnos siga siendo una limitante poseerla. De pronto las padres se han convertido en una pieza clave sobre todo en los niveles básicos, los alumnos también recienten la forma distinta de aprender y de trabajar.

Es posible que la educación a distancia llegue para quedarse, sin embargo, quizá sea necesario encontrar un modelo hibrido que le permita al maestro cultivar, un elemento indispensable, en el alumno y en cualquier sociedad; la parte humana, el ser humano es social por naturaleza y la mejor forma de aprender es por medio del juego y principalmente por medio del ejemplo, del buen ejemplo del padre de familia, del buen ejemplo de su maestro.

¡Feliz Día del Maestro!, gracias siempre por su extraordinaria labor de enseñar y de educar.

Desde finales del siglo XX el modelo de enseñanza-aprendizaje comenzó a sufrir una transformación importante, que ha significado pasar de un modelo basado en la memorización, a un aprendizaje en el que las capacidades para buscar, analizar e interpretar de manera adecuada la información, han tomado mayor relevancia, eso ha ocasionado que a pesar de las resistencias naturales al cambio, en los últimos 25 años paulatinamente se hayan propiciado las condiciones para esa nueva realidad.

Sin embargo es espacial en este año 2020 las circunstancias de contingencia sanitaria, provocaron que de forma súbita se acelerara ese cambio, de pronto fue necesario dejar que los lápices, los cuadernos, los libros y hasta el aula fueran los protagonistas principales, para permitir que ahora las llamadas tecnologías interactivas sean las principales herramientas, desde muy diversos lugares y en muy distintos horarios. Dando paso a la tecnología educativa, consolidando el paso con ello de la era industrial, a la era informática.

Ese modelo en que la educación solo era posible de manera presencial, ha dejado de ser exclusivo, hoy gracias a la tecnología se puede estudiar en línea, a distancia, el acceso a la información es posible desde cualquier dispositivo inteligente, de una manera fácil, rápida y en abundancia. Esto permite que la educación sea más sencilla, cómoda y accesible.

Estos cambios han ocasionado que los métodos educativos evolucionen, al tiempo que el entorno de los padres de familia, de los alumnos y desde luego de los maestros también enfrenten un nuevo reto, los contenidos de los programas y los sistemas de evaluación deben ser adaptados a la nueva realidad.

Ante este escenario el papel del maestro ha cambiado, dejando a un lado su rol de líder y de fuente de conocimiento, para transformarse en un acompañante que fomente la autonomía, la creatividad y el interés del alumno por el conocimiento. Esto le ha generado al maestro la necesidad adicional de una formación técnica, que le permita utilizar las herramientas tecnológicas de la forma más eficiente, la actualización demanda ser constante para garantizar una calidad educativa.

El reto para los maestros es grande, la realidad que enfrentan los ha llevado a exigirse al máximo, las circunstancias así lo ameritan. De la noche a la mañana la tecnología se ha convertido en una herramienta indispensable, aun y cuando para ellos y para muchos de sus alumnos siga siendo una limitante poseerla. De pronto las padres se han convertido en una pieza clave sobre todo en los niveles básicos, los alumnos también recienten la forma distinta de aprender y de trabajar.

Es posible que la educación a distancia llegue para quedarse, sin embargo, quizá sea necesario encontrar un modelo hibrido que le permita al maestro cultivar, un elemento indispensable, en el alumno y en cualquier sociedad; la parte humana, el ser humano es social por naturaleza y la mejor forma de aprender es por medio del juego y principalmente por medio del ejemplo, del buen ejemplo del padre de familia, del buen ejemplo de su maestro.

¡Feliz Día del Maestro!, gracias siempre por su extraordinaria labor de enseñar y de educar.

jueves 25 de junio de 2020

Huele a humedad

jueves 18 de junio de 2020

Las caricias de papá

jueves 11 de junio de 2020

México Rojo

jueves 04 de junio de 2020

Ser empresario hoy

jueves 28 de mayo de 2020

Nos alcanzó la realidad

jueves 21 de mayo de 2020

Concepto de estudiante

jueves 14 de mayo de 2020

El maestro y sus nuevos retos

jueves 07 de mayo de 2020

10 de mayo no se olvida

jueves 30 de abril de 2020

Un Día del Niño diferente

miércoles 22 de abril de 2020

Día de La Tierra

Cargar Más