/ lunes 16 de septiembre de 2019

DERECHO A LA PATERNIDAD

Este tema esta que creo se antepone a los derechos de la mujer, pero como es algo natural, primero y disposición divina, ya que Dios dispuso parir con dolor debido al pecado original por desobedecer las ordenes de no acercarse al árbol del conocimiento, y este tema se da por miles de años como normal, y en últimas décadas, el ser humano ha rebasado a Dios y a la naturaleza, al extremo de que lo que diga el cerebro de las personas es lo real y lo que se puede cambiar a gusto, aunque no resulte lo que la naturaleza disponga ni las sagradas escrituras, a capricho.

La naturaleza dispone a la mujer como medio idóneo para la vida, y no ha sido posible cambiar esto, ni con máquinas, la perfección del ser humano, ha sido degradada por las vanidades de los mismos, las relaciones sexuales sin compromisos, aunque los riesgos de las enfermedades de esa naturaleza proliferen, en el corazón no se manda, menos en los órganos sexuales, a darles hasta que el cuerpo aguante.

Es manejado que la mujer puede ya disponer el hecho de no traer en el vientre nueve meses a un ser humano, estorba a su libertad jurídica y de lo que le de la gana hacer, pero esto es el principio, si un varón pretende tener familia a través de su pareja, pues es el único medio y modo, lo que no se ha discutido ni se ha permitido hacerlo, (me suena conocido esto), ya que si la idea es que su apellido continúe con el prestigio, bienes, y demás, pues se requiere un descendiente, y si no lo hay, pues el destino es desaparecer, aunque las vanidades de belleza, hermosura y sexualidad griten sus derechos.

La vida acaba a fuerzas, hasta este momento es la ley divina y natural, las que no han sido brincadas o destruidas, y los tiempos de los 15 años a los 50, son los mas propicios para lucir en sociedad, gritar, hacer, y que los demás vecinos se les caiga la baba de envidia, y es todo, para esas maravillosas mentes iluminadas por el cosmos y la verdad de la vida, creo que nunca se van a hacer viejas y viejos y feos, eternamente bellos y jóvenes, fantástico.

Pero la tierra es naturaleza y determina evolución y cadenas familiares de las especies para mantener la vida en ella y los cerebros maravillosos dicen que han encontrado superar esto, y veo con incredulidad que se quedan solos y aunque se amen de el mismo género, la soledad permea y los dineros pasan a los elegidos, que paulatinamente van despareciendo y allegándose personas de distintos orígenes y valores, aunque las mismas preferencias, y las familias y apellidos desapareciendo de la vida social, política, jurídica, religiosa y familiar, pero eso si un ego tamaño caguama o caguamon según sea el lactante.

Este derecho de la paternidad ha ido quedando en segundo plano, y la libertad sexual pasa a primer interés y acción de los humanos, mas la especie va en decadencia gracias a estas maravillas.

No les han enseñado a los jóvenes a vivir según la edad, y la responsabilidad de vida en la misma, solo a que nadie les diga si engendran o no, y al pasar el tiempo, pues la verdad flota, desentonan en los medios sociales, viejos entre jovencitas y jovencitos, el tiempo no se detiene por nada; el derecho a dejar un descendiente puede ser banal para un ególatra, pero humano para un simple mortal, un hermosos sueño y una impresionante verdad, la vida.

Espero que haya algún soñador que vea este derecho como tal y le de el valor necesario, la sociedad lo requiere y es el único medio de sobrevivir a la especie humana.


Este tema esta que creo se antepone a los derechos de la mujer, pero como es algo natural, primero y disposición divina, ya que Dios dispuso parir con dolor debido al pecado original por desobedecer las ordenes de no acercarse al árbol del conocimiento, y este tema se da por miles de años como normal, y en últimas décadas, el ser humano ha rebasado a Dios y a la naturaleza, al extremo de que lo que diga el cerebro de las personas es lo real y lo que se puede cambiar a gusto, aunque no resulte lo que la naturaleza disponga ni las sagradas escrituras, a capricho.

La naturaleza dispone a la mujer como medio idóneo para la vida, y no ha sido posible cambiar esto, ni con máquinas, la perfección del ser humano, ha sido degradada por las vanidades de los mismos, las relaciones sexuales sin compromisos, aunque los riesgos de las enfermedades de esa naturaleza proliferen, en el corazón no se manda, menos en los órganos sexuales, a darles hasta que el cuerpo aguante.

Es manejado que la mujer puede ya disponer el hecho de no traer en el vientre nueve meses a un ser humano, estorba a su libertad jurídica y de lo que le de la gana hacer, pero esto es el principio, si un varón pretende tener familia a través de su pareja, pues es el único medio y modo, lo que no se ha discutido ni se ha permitido hacerlo, (me suena conocido esto), ya que si la idea es que su apellido continúe con el prestigio, bienes, y demás, pues se requiere un descendiente, y si no lo hay, pues el destino es desaparecer, aunque las vanidades de belleza, hermosura y sexualidad griten sus derechos.

La vida acaba a fuerzas, hasta este momento es la ley divina y natural, las que no han sido brincadas o destruidas, y los tiempos de los 15 años a los 50, son los mas propicios para lucir en sociedad, gritar, hacer, y que los demás vecinos se les caiga la baba de envidia, y es todo, para esas maravillosas mentes iluminadas por el cosmos y la verdad de la vida, creo que nunca se van a hacer viejas y viejos y feos, eternamente bellos y jóvenes, fantástico.

Pero la tierra es naturaleza y determina evolución y cadenas familiares de las especies para mantener la vida en ella y los cerebros maravillosos dicen que han encontrado superar esto, y veo con incredulidad que se quedan solos y aunque se amen de el mismo género, la soledad permea y los dineros pasan a los elegidos, que paulatinamente van despareciendo y allegándose personas de distintos orígenes y valores, aunque las mismas preferencias, y las familias y apellidos desapareciendo de la vida social, política, jurídica, religiosa y familiar, pero eso si un ego tamaño caguama o caguamon según sea el lactante.

Este derecho de la paternidad ha ido quedando en segundo plano, y la libertad sexual pasa a primer interés y acción de los humanos, mas la especie va en decadencia gracias a estas maravillas.

No les han enseñado a los jóvenes a vivir según la edad, y la responsabilidad de vida en la misma, solo a que nadie les diga si engendran o no, y al pasar el tiempo, pues la verdad flota, desentonan en los medios sociales, viejos entre jovencitas y jovencitos, el tiempo no se detiene por nada; el derecho a dejar un descendiente puede ser banal para un ególatra, pero humano para un simple mortal, un hermosos sueño y una impresionante verdad, la vida.

Espero que haya algún soñador que vea este derecho como tal y le de el valor necesario, la sociedad lo requiere y es el único medio de sobrevivir a la especie humana.


domingo 01 de marzo de 2020

La Salud de un Pueblo

domingo 23 de febrero de 2020

Enfero Sexual o ¿Gustos Exóticos?

domingo 16 de febrero de 2020

¿BENDICIONES?

domingo 09 de febrero de 2020

¿EN QUE PENSAMOS LOS MEXICANOS?

martes 04 de febrero de 2020

Operación mochila

domingo 19 de enero de 2020

2020

lunes 18 de noviembre de 2019

Capitalismo- Comunismo, lo mismo para mí

Cargar Más