/ viernes 9 de noviembre de 2018

Del extremo ideal al pragmatismo; la ruta 45

El día Miércoles 7 del presente mes, se llevó a cabo en las instalaciones de La Mina la Prieta el segundo encuentro “ruta 45”. Dicho iniciativa ha sido impulsada por el presidente Alfredo Lozoya y en conjunto de acciones para impulsar la rehabilitación de la carretera que conecta Parral con Durango. Esto, en coordinación con presidentes y autoridades del sur de Chihuahua y el Estado de Durango.

Sobre este tema, creo que hay varios puntos por destacar. De entrada puedo percibir que en este respecto colisionaron el extremo idealista del Gobernador Javier Corral, que por cierto no asistió al encuentro y el franco pragmatismo del presidente municipal Alfredo Lozoya. Un gobernante al que le interesa más discurrir sobre ideas y un edil con una visión más bien empresarial. Esta combinación pareciera que no hará rendir demasiados frutos y veremos si se logra la coordinación suficiente, para que no sólo se exhorte a la federación a realizar inversiones en la carretera ya citada, sino que también el Estado y el Municipio participen de sus presupuestos y además logren un proyecto integral y de impacto. Para impulsar esta iniciativa será necesario que Estado y Municipio logren una comunión de ópticas y, sobre todo, que integren sus intereses en ello. Eso es algo que tendremos que ver si fragua, porque solamente así se logrará el objetivo previsto.

Luego, sobre el tema de la rehabilitación de dicha carretera y tratando de retirar todo el armado conceptual y de mercado con que lo han publicitado, honestamente no creo que sea un proyecto que logre los alcances que han pre configurados, para los pueblos no hay peor noción que esperar que la bonanza venga de fuera. El planteamiento es habilitar una ruta que fue inhabilitada, con el tiempo y los múltiples movimientos comerciales y conseguir con ello un nuevo auge económico al interior del municipio de Parral y todos los municipios que conectar dicha carretera y lugares contiguos.

Viendo este aspecto con objetividad, los inversionistas se retiran por condiciones múltiples de los municipios y buscan otros puntos estratégicos de inversión, en ese tenor es importante entender que la mera rehabilitación carretera no cambiará esas variables e importante generar cambios interiores a nuestro municipio y tenerlos claros para poder acompañar la iniciativa con la implementación de servicios, regulaciones, recursos e incluso cultura necesaria para impulsar la atracción comercial y, mejor aún, la generación económica interna.

Qué bueno que se mejoren las rutas comerciales y turísticas, por mi cuenta y con la presente participación sólo quisiera apuntar lo anteriormente dicho, para que se concrete este proyecto hará falta voluntad política, que no estoy del todo seguro se dé, e inversiones puntualizadas y dirigidas en los municipios involucrados, la mejora de la carretera por sí misma no logrará un cambio mayor.

Creo que todos los ciudadanos, dentro de nuestro campo de intervención, estamos listos para hacer lo posible por mejorar nuestro entorno, y si se actúa con cautela las partes integrarán a cada uno o a todos los actores políticos y sociales. Para hacer esto, es importante romper los esquemas idealizados y pragmáticos exagerados.

El día Miércoles 7 del presente mes, se llevó a cabo en las instalaciones de La Mina la Prieta el segundo encuentro “ruta 45”. Dicho iniciativa ha sido impulsada por el presidente Alfredo Lozoya y en conjunto de acciones para impulsar la rehabilitación de la carretera que conecta Parral con Durango. Esto, en coordinación con presidentes y autoridades del sur de Chihuahua y el Estado de Durango.

Sobre este tema, creo que hay varios puntos por destacar. De entrada puedo percibir que en este respecto colisionaron el extremo idealista del Gobernador Javier Corral, que por cierto no asistió al encuentro y el franco pragmatismo del presidente municipal Alfredo Lozoya. Un gobernante al que le interesa más discurrir sobre ideas y un edil con una visión más bien empresarial. Esta combinación pareciera que no hará rendir demasiados frutos y veremos si se logra la coordinación suficiente, para que no sólo se exhorte a la federación a realizar inversiones en la carretera ya citada, sino que también el Estado y el Municipio participen de sus presupuestos y además logren un proyecto integral y de impacto. Para impulsar esta iniciativa será necesario que Estado y Municipio logren una comunión de ópticas y, sobre todo, que integren sus intereses en ello. Eso es algo que tendremos que ver si fragua, porque solamente así se logrará el objetivo previsto.

Luego, sobre el tema de la rehabilitación de dicha carretera y tratando de retirar todo el armado conceptual y de mercado con que lo han publicitado, honestamente no creo que sea un proyecto que logre los alcances que han pre configurados, para los pueblos no hay peor noción que esperar que la bonanza venga de fuera. El planteamiento es habilitar una ruta que fue inhabilitada, con el tiempo y los múltiples movimientos comerciales y conseguir con ello un nuevo auge económico al interior del municipio de Parral y todos los municipios que conectar dicha carretera y lugares contiguos.

Viendo este aspecto con objetividad, los inversionistas se retiran por condiciones múltiples de los municipios y buscan otros puntos estratégicos de inversión, en ese tenor es importante entender que la mera rehabilitación carretera no cambiará esas variables e importante generar cambios interiores a nuestro municipio y tenerlos claros para poder acompañar la iniciativa con la implementación de servicios, regulaciones, recursos e incluso cultura necesaria para impulsar la atracción comercial y, mejor aún, la generación económica interna.

Qué bueno que se mejoren las rutas comerciales y turísticas, por mi cuenta y con la presente participación sólo quisiera apuntar lo anteriormente dicho, para que se concrete este proyecto hará falta voluntad política, que no estoy del todo seguro se dé, e inversiones puntualizadas y dirigidas en los municipios involucrados, la mejora de la carretera por sí misma no logrará un cambio mayor.

Creo que todos los ciudadanos, dentro de nuestro campo de intervención, estamos listos para hacer lo posible por mejorar nuestro entorno, y si se actúa con cautela las partes integrarán a cada uno o a todos los actores políticos y sociales. Para hacer esto, es importante romper los esquemas idealizados y pragmáticos exagerados.

jueves 28 de febrero de 2019

El valor en la palabra

jueves 14 de febrero de 2019

Sobre amistad y amor

jueves 07 de febrero de 2019

Lo que bien empieza… nunca acaba

jueves 17 de enero de 2019

La visión dogmática

jueves 03 de enero de 2019

Nuevo año, nuevos proyectos

Cargar Más