/ sábado 13 de abril de 2019

Amor a la vida

“El pasado jueves, en viaje relámpago a la capital del país, probamos de ida y regreso, el vía-crucis anticipado a semana Santa.

 Largas demoras en ida y vuelta, que por diversas causas y casi a diario padecen, al menos viajeros de esta capital, en vuelos promocionales de una de las tantas líneas aéreas. Como hago desde mis años de voluntariado, acompañé -a quien, aunado al duro trabajo de defender los DH, carga el granítico peso de la insensibilidad interna- a reunión de seguimiento con Segob federal, a una de las añejas denuncias por violaciones a DH contra ciudadanos; pendientes y rezagadas por más de 20 años, por abusos perpetrados por elementos de fuerzas del orden público. Quejas que, sólo con apoyo de instancias internacionales de DH, logran rescatarse del letargo oficial”.

Tras indispensable descanso, la mañana del viernes salí como acostumbro a respirar aire fresco a uno de los escasos pulmones capitalinos. Aclaré el injusto cargo en el último recibo de la JMAS; finalmente admitido como adeudo a pagar en mayo. Cuando regresé, me aseé y desayuné, salí a rehacer la posa del árbol; la rellené de agua reciclada; reagrupé los brotes a su alrededor, desunidos seguramente por los fuertes vientos del día anterior.

En eso, noté la presencia del tipo joven que inspeccionaba el follaje del árbol cercano por la misma acera; pregunté porque lo hacía; explicó que por la CFE marcaba los árboles cuyas ramas rosaran los hilos conductores; después, un podador haría su trabajo. Cuestioné porqué esta vez tocaban los árboles de este lado, si los cables de CFE pasaban por la acera de enfrente; él señaló entonces las alimentadoras que cruzaban la calle hasta las “bufas” de nuestro lado.

Lo vi marcar un árbol vecino cuya punta apenas rosaba la línea. Consulté la situación del árbol de mi domicilio; dijo que requeriría cortar las puntas al follaje. Me cercioré y señalé que la punta del árbol más cercana a la línea de CFE estaba a un metro de distancia; le advertí que, si lo podaban acudiría a Ecología. El individuo se retiró. Tomé fotos. Después salí al centro y al regresar todo seguía normal.

César A. Gutiérrez, articulista, asesor de Une-Mas/conessen, denunció los “Silenciosos, criminales y progresivos aumentos a las tarifas del agua que llegaron a 400% en un año. El consumidor paga agua cara y de pésima calidad o puro aire salido de la red, portadora de enfermedades que arriesgan su vida. Además, paga impuesto del 7% por extracción. Es robo permanente pagar drenaje por obras impropias y obsoletas, liquidadas 50 años atrás.

La dependencia a cargo del “poni Lara”, es insensible e incapaz de entender que el elemento es un derecho, un bien social, patrimonio de todos. Drenaje, agua, alumbrado, vigilancia son tarea obligatoria de las autoridades; necesidad social no prerrogativa particular.

Si quieren saber de tomas irregulares investiguen a Interceramic, Bafar, Maseca, papelera de chihuahua, consumidores de grandes cantidades de agua en procesos industriales, pagan sumas ridículas, mientras a humildes usuarios se les restringe el servicio por falta de pago, por atender cubrir la cascada de aumentos en predial, transporte público, electricidad, gasolinas, etc. Una inflación que impacta la alimentación”. Los panistas no abandonan el plan de privatizar el vital elemento.

Gradualmente perdimos nuestros valores cívicos y la conciencia de conservar los recursos naturales, suelo, agua y plantas; parte de la mejor herencia a hijos y nietos. Hagamos un esfuerzo, cuidemos nuestros bosques; inculquemos a las nuevas generaciones el amor por el árbol que es vida; no permitamos que se destruyan sin sentido.

Evitemos los actos de tala-montes y de quienes les protegen. Los árboles son fábricas de agua, evitar su tala es cuidar el agua. Se calcula que la persona media, necesita alrededor de 130 m3 de oxígeno al año. En selvas tropicales cada árbol genera en promedio 273 m3 de oxígeno al año. En sitios áridos, la producción es mucho menor. En tanto, un solo árbol en una selva tropical produce lo suficiente para 2 seres humanos. ¿No basta para convencernos?

Un centro de mando de alta tecnología, apoya la cacería con actos provocados para sumar cargos, desde la comisaria disfrazada de taller. La autoridad debe determinar prudentemente o de lo contrario ……

“El pasado jueves, en viaje relámpago a la capital del país, probamos de ida y regreso, el vía-crucis anticipado a semana Santa.

 Largas demoras en ida y vuelta, que por diversas causas y casi a diario padecen, al menos viajeros de esta capital, en vuelos promocionales de una de las tantas líneas aéreas. Como hago desde mis años de voluntariado, acompañé -a quien, aunado al duro trabajo de defender los DH, carga el granítico peso de la insensibilidad interna- a reunión de seguimiento con Segob federal, a una de las añejas denuncias por violaciones a DH contra ciudadanos; pendientes y rezagadas por más de 20 años, por abusos perpetrados por elementos de fuerzas del orden público. Quejas que, sólo con apoyo de instancias internacionales de DH, logran rescatarse del letargo oficial”.

Tras indispensable descanso, la mañana del viernes salí como acostumbro a respirar aire fresco a uno de los escasos pulmones capitalinos. Aclaré el injusto cargo en el último recibo de la JMAS; finalmente admitido como adeudo a pagar en mayo. Cuando regresé, me aseé y desayuné, salí a rehacer la posa del árbol; la rellené de agua reciclada; reagrupé los brotes a su alrededor, desunidos seguramente por los fuertes vientos del día anterior.

En eso, noté la presencia del tipo joven que inspeccionaba el follaje del árbol cercano por la misma acera; pregunté porque lo hacía; explicó que por la CFE marcaba los árboles cuyas ramas rosaran los hilos conductores; después, un podador haría su trabajo. Cuestioné porqué esta vez tocaban los árboles de este lado, si los cables de CFE pasaban por la acera de enfrente; él señaló entonces las alimentadoras que cruzaban la calle hasta las “bufas” de nuestro lado.

Lo vi marcar un árbol vecino cuya punta apenas rosaba la línea. Consulté la situación del árbol de mi domicilio; dijo que requeriría cortar las puntas al follaje. Me cercioré y señalé que la punta del árbol más cercana a la línea de CFE estaba a un metro de distancia; le advertí que, si lo podaban acudiría a Ecología. El individuo se retiró. Tomé fotos. Después salí al centro y al regresar todo seguía normal.

César A. Gutiérrez, articulista, asesor de Une-Mas/conessen, denunció los “Silenciosos, criminales y progresivos aumentos a las tarifas del agua que llegaron a 400% en un año. El consumidor paga agua cara y de pésima calidad o puro aire salido de la red, portadora de enfermedades que arriesgan su vida. Además, paga impuesto del 7% por extracción. Es robo permanente pagar drenaje por obras impropias y obsoletas, liquidadas 50 años atrás.

La dependencia a cargo del “poni Lara”, es insensible e incapaz de entender que el elemento es un derecho, un bien social, patrimonio de todos. Drenaje, agua, alumbrado, vigilancia son tarea obligatoria de las autoridades; necesidad social no prerrogativa particular.

Si quieren saber de tomas irregulares investiguen a Interceramic, Bafar, Maseca, papelera de chihuahua, consumidores de grandes cantidades de agua en procesos industriales, pagan sumas ridículas, mientras a humildes usuarios se les restringe el servicio por falta de pago, por atender cubrir la cascada de aumentos en predial, transporte público, electricidad, gasolinas, etc. Una inflación que impacta la alimentación”. Los panistas no abandonan el plan de privatizar el vital elemento.

Gradualmente perdimos nuestros valores cívicos y la conciencia de conservar los recursos naturales, suelo, agua y plantas; parte de la mejor herencia a hijos y nietos. Hagamos un esfuerzo, cuidemos nuestros bosques; inculquemos a las nuevas generaciones el amor por el árbol que es vida; no permitamos que se destruyan sin sentido.

Evitemos los actos de tala-montes y de quienes les protegen. Los árboles son fábricas de agua, evitar su tala es cuidar el agua. Se calcula que la persona media, necesita alrededor de 130 m3 de oxígeno al año. En selvas tropicales cada árbol genera en promedio 273 m3 de oxígeno al año. En sitios áridos, la producción es mucho menor. En tanto, un solo árbol en una selva tropical produce lo suficiente para 2 seres humanos. ¿No basta para convencernos?

Un centro de mando de alta tecnología, apoya la cacería con actos provocados para sumar cargos, desde la comisaria disfrazada de taller. La autoridad debe determinar prudentemente o de lo contrario ……

sábado 18 de mayo de 2019

Factores de violencia

domingo 12 de mayo de 2019

14. Suma trágica

domingo 05 de mayo de 2019

Tardó, pero llegó

jueves 02 de mayo de 2019

Incapacidad o ¿Deferencia?

sábado 13 de abril de 2019

Amor a la vida

lunes 08 de abril de 2019

Hablando de cacerías

domingo 24 de marzo de 2019

Silencio es complicidad

sábado 16 de marzo de 2019

Derechos de usuario y consumidor

sábado 02 de marzo de 2019

Al vaivén del viento DESDE LA CAPITAL

sábado 23 de febrero de 2019

Que acabe el acecho DESDE LA CAPITAL

Cargar Más