/ sábado 19 de septiembre de 2020

¡Aguas!

Verdaderamente se está llevando muy lejos el conflicto por el agua en Chihuahua, cuando bien parece que muchos aun alcanzan a comprender que este no es un simple problema local o regional, entre federación y manifestantes(agricultores y productores) chihuahuenses que se resolverá tan solo con una decisión presidencial que siga “al pie de la letra” las exigencias de los señalados manifestantes o sea, No entregar una sola gota de agua más a los EEUU, Y es que los “lideres” de esas manifestaciones tal vez “desconocen” que el agua que pelean en Chihuahua está incluida dentro de un tratado internacional de aguas entre EU y México firmado desde 1944, mismo que obliga a ambos países a enviarse ciertas cantidades de agua mutua e ineludiblemente cada año. Tratado como todos sabemos bastante injusto para Chihuahua; situación que “curiosamente” diríase se ignoró durante 75 años de vigencia del tratado, pues antes del presente año nadie en Chihuahua protesto, reclamo o se manifestó ante la federación para invalidarlo o tan siquiera modificarlo; Me refiero a políticos chihuahuenses que en su momento tuvieron el poder en el estado (gobernadores, senadores. Diputados…) o a los directamente afectados en el campo (agricultores. productores, ganaderos…) en chihuahua… ¿Irresponsabilidad. apatía, “agachismo”?

El hecho es que los EEUU automáticamente se convertirán en el tercer importante actor en este problema del agua, esto en caso de que se decidiera resolver este conflicto tal cual lo están exigiendo los susodichos manifestantes. ”No entregar ya más agua a EU” ignorando el tratado, con lo que obvio se afectaría a los agricultores texanos; Ante lo cual los líderes de las citadas manifestaciones deben estar bien consientes de las nefastas represalias que el gobierno estadounidense puede tomar en contra nuestro país, no del gobierno “lopezobradorista” en sí. De tomarse esa sui generis solución descrita, pues ya en el abuso se pediría al presidente López Obrador que también cesara de hacer todo pago de los compromisos económicos de México con organismos financieros internacionales que muchísimo dañan al erario nacional perjudicando a todos los mexicanos.

Oprobiosos compromisos con obscuros y rapaces intereses extranjeros pactados y firmados sin escrúpulos por los anteriores gobiernos de la republica del PRI y PAN, dejando a esta nación “crucificada” hipotecada por muchos años. Y más aún, pues en caso de no pagarse o cumplirse dichos compromisos, con el exterior las graves represalias contra este país es claro que no se harían esperar por parte de esos poderosos intereses económico-financieritas esencialmente anglo-estadounidenses. Brusca imposición de aranceles a exportaciones de México, implantación de sanciones económicas, bloqueo comercial y hasta cierre de fronteras, entre otras “cosas”; De esto, es seguro que los lideres “tras el telón” del multicitado conflicto del agua en Chihuahua(políticos chihuahuenses del PAN Y PRI, amén de otros “arrimados”) deben tener entero conocimiento, como ya deben saber que de no respetar el tratado de aguas con EU las consecuencias podrían ser significativamente duras contra Chihuahua, No contra López Obrador; Mas, en un crucial año electoral para Trump y Texas que son Republicanos…

Considero bastante estúpido pues querer ahora hacerle al “David contra Goliat “en Chihuahua para que “algunos” satisfagan así las ansias de sus burdos intereses político-electoreros o bien económicos ¿para que patear pues al “perro dormido”?...cuando los EEUU tienen diríase el pleno control (entregado por los corrompidos tecnócratas PRANISTAS) de las estratégicas áreas económica, comercial, financiera monetaria, bancaria…energética del país. Una orden y…”suelo”

Verdaderamente se está llevando muy lejos el conflicto por el agua en Chihuahua, cuando bien parece que muchos aun alcanzan a comprender que este no es un simple problema local o regional, entre federación y manifestantes(agricultores y productores) chihuahuenses que se resolverá tan solo con una decisión presidencial que siga “al pie de la letra” las exigencias de los señalados manifestantes o sea, No entregar una sola gota de agua más a los EEUU, Y es que los “lideres” de esas manifestaciones tal vez “desconocen” que el agua que pelean en Chihuahua está incluida dentro de un tratado internacional de aguas entre EU y México firmado desde 1944, mismo que obliga a ambos países a enviarse ciertas cantidades de agua mutua e ineludiblemente cada año. Tratado como todos sabemos bastante injusto para Chihuahua; situación que “curiosamente” diríase se ignoró durante 75 años de vigencia del tratado, pues antes del presente año nadie en Chihuahua protesto, reclamo o se manifestó ante la federación para invalidarlo o tan siquiera modificarlo; Me refiero a políticos chihuahuenses que en su momento tuvieron el poder en el estado (gobernadores, senadores. Diputados…) o a los directamente afectados en el campo (agricultores. productores, ganaderos…) en chihuahua… ¿Irresponsabilidad. apatía, “agachismo”?

El hecho es que los EEUU automáticamente se convertirán en el tercer importante actor en este problema del agua, esto en caso de que se decidiera resolver este conflicto tal cual lo están exigiendo los susodichos manifestantes. ”No entregar ya más agua a EU” ignorando el tratado, con lo que obvio se afectaría a los agricultores texanos; Ante lo cual los líderes de las citadas manifestaciones deben estar bien consientes de las nefastas represalias que el gobierno estadounidense puede tomar en contra nuestro país, no del gobierno “lopezobradorista” en sí. De tomarse esa sui generis solución descrita, pues ya en el abuso se pediría al presidente López Obrador que también cesara de hacer todo pago de los compromisos económicos de México con organismos financieros internacionales que muchísimo dañan al erario nacional perjudicando a todos los mexicanos.

Oprobiosos compromisos con obscuros y rapaces intereses extranjeros pactados y firmados sin escrúpulos por los anteriores gobiernos de la republica del PRI y PAN, dejando a esta nación “crucificada” hipotecada por muchos años. Y más aún, pues en caso de no pagarse o cumplirse dichos compromisos, con el exterior las graves represalias contra este país es claro que no se harían esperar por parte de esos poderosos intereses económico-financieritas esencialmente anglo-estadounidenses. Brusca imposición de aranceles a exportaciones de México, implantación de sanciones económicas, bloqueo comercial y hasta cierre de fronteras, entre otras “cosas”; De esto, es seguro que los lideres “tras el telón” del multicitado conflicto del agua en Chihuahua(políticos chihuahuenses del PAN Y PRI, amén de otros “arrimados”) deben tener entero conocimiento, como ya deben saber que de no respetar el tratado de aguas con EU las consecuencias podrían ser significativamente duras contra Chihuahua, No contra López Obrador; Mas, en un crucial año electoral para Trump y Texas que son Republicanos…

Considero bastante estúpido pues querer ahora hacerle al “David contra Goliat “en Chihuahua para que “algunos” satisfagan así las ansias de sus burdos intereses político-electoreros o bien económicos ¿para que patear pues al “perro dormido”?...cuando los EEUU tienen diríase el pleno control (entregado por los corrompidos tecnócratas PRANISTAS) de las estratégicas áreas económica, comercial, financiera monetaria, bancaria…energética del país. Una orden y…”suelo”

ÚLTIMASCOLUMNAS
sábado 03 de octubre de 2020

Pantomima

Fransisco Alvídres Parada

sábado 19 de septiembre de 2020

¡Aguas!

Fransisco Alvídres Parada

sábado 05 de septiembre de 2020

Barrabas

Fransisco Alvídres Parada

sábado 22 de agosto de 2020

El video

Fransisco Alvídres Parada

sábado 13 de junio de 2020

Falacias

Fransisco Alvídres Parada

Cargar Más