/ domingo 19 de enero de 2020

2020

Es interesante este año, por inicio de década, ciclos de la naturaleza, actividades económicas y políticas, por lo versátil y raro de lo que sucedía de manera normal, al parecer lo diferente es lo normal hoy en día y más agresivo el ser humano contra el ser humano, sin metas o cosas a futuro, es decir no se perciben, destrozar la naturaleza, la política como lo máximo en la vida y ver la desgracia ajena, el mayor de los placeres, olvidándonos de que los cambios en los poderes son más rápidos y extremosos y por debajo de la mesa y las apariencias de una vida positiva, ya sin familia, solo una apariencia ante la aparente sociedad, como majestuoso ciudadano omnipotente y duro, cruel, sanguinario, para hacer su voluntad, sin ver que sin familia se acaba a fuerzas y sin remedio, ya que no somos inmortales, lo que lleva a una sociedad sin límites o realidades naturales, pero tan claros que son la naturaleza y vida misma, lo diario, y que tiene un fin claro, como todos, y olvidándonos de la cadena humana de ascendientes, descendientes, solo luces de bengala temporales.

La vida es más superficial, y presumir de hacer algo es único, e irrepetible, más sin importancia para los vecinos, y burla para llegar a la de todos contra todos, sin remedio ni premio.

Los jóvenes de ayer, hoy somos el estorbo de los jóvenes de hoy, pero el ciclo ya no es el de siempre, la triste verdad, es el ocupar temporal un puesto, poder, dar órdenes, sin prever a futuro, y ya es claro, las venganzas y revanchas son más a la luz de todos y los resultados más degradados, más inútiles, porque un daño termina algo, y no construye ni con filosofías, ni bondades fingidas.

Creo en lo bueno de la vida, de Dios, pero del ser humano, iniciando por mí, está muy lejos de ser una solución positiva, o futurista, nos destruimos unos a otros de manera ridícula, cruel, pero efectiva.

Los ciudadanos no pensamos en soluciones sociales, solo personales, lo cual es inteligente para unos, pero negativo para las mayorías, si agrega el daño que hacemos a la naturaleza, y al ser humano con las químicas, cosa que no nos interesa, solo hacer alarde de haber logrado más, que, por cierto, ni eso nos llevaremos a el más allá.

Si busca coherencia, en esto, diciendo que no la tiene, pues muéstreme donde la hay actualmente, ya que ni la burla a esto, lo demuestra, los cambios rápidos de poderes lo confirman y las consecuencias son para todos, vivos o listillos o lo que guste y a los otros que esos nos consideran mensos, pues también ya que es para todos.

Les deseo lo mejor a todos, en salud, realidad social, trabajo, tranquilidad, estabilidad, respeto, y salud, de corazón.


Es interesante este año, por inicio de década, ciclos de la naturaleza, actividades económicas y políticas, por lo versátil y raro de lo que sucedía de manera normal, al parecer lo diferente es lo normal hoy en día y más agresivo el ser humano contra el ser humano, sin metas o cosas a futuro, es decir no se perciben, destrozar la naturaleza, la política como lo máximo en la vida y ver la desgracia ajena, el mayor de los placeres, olvidándonos de que los cambios en los poderes son más rápidos y extremosos y por debajo de la mesa y las apariencias de una vida positiva, ya sin familia, solo una apariencia ante la aparente sociedad, como majestuoso ciudadano omnipotente y duro, cruel, sanguinario, para hacer su voluntad, sin ver que sin familia se acaba a fuerzas y sin remedio, ya que no somos inmortales, lo que lleva a una sociedad sin límites o realidades naturales, pero tan claros que son la naturaleza y vida misma, lo diario, y que tiene un fin claro, como todos, y olvidándonos de la cadena humana de ascendientes, descendientes, solo luces de bengala temporales.

La vida es más superficial, y presumir de hacer algo es único, e irrepetible, más sin importancia para los vecinos, y burla para llegar a la de todos contra todos, sin remedio ni premio.

Los jóvenes de ayer, hoy somos el estorbo de los jóvenes de hoy, pero el ciclo ya no es el de siempre, la triste verdad, es el ocupar temporal un puesto, poder, dar órdenes, sin prever a futuro, y ya es claro, las venganzas y revanchas son más a la luz de todos y los resultados más degradados, más inútiles, porque un daño termina algo, y no construye ni con filosofías, ni bondades fingidas.

Creo en lo bueno de la vida, de Dios, pero del ser humano, iniciando por mí, está muy lejos de ser una solución positiva, o futurista, nos destruimos unos a otros de manera ridícula, cruel, pero efectiva.

Los ciudadanos no pensamos en soluciones sociales, solo personales, lo cual es inteligente para unos, pero negativo para las mayorías, si agrega el daño que hacemos a la naturaleza, y al ser humano con las químicas, cosa que no nos interesa, solo hacer alarde de haber logrado más, que, por cierto, ni eso nos llevaremos a el más allá.

Si busca coherencia, en esto, diciendo que no la tiene, pues muéstreme donde la hay actualmente, ya que ni la burla a esto, lo demuestra, los cambios rápidos de poderes lo confirman y las consecuencias son para todos, vivos o listillos o lo que guste y a los otros que esos nos consideran mensos, pues también ya que es para todos.

Les deseo lo mejor a todos, en salud, realidad social, trabajo, tranquilidad, estabilidad, respeto, y salud, de corazón.


domingo 01 de marzo de 2020

La Salud de un Pueblo

domingo 23 de febrero de 2020

Enfero Sexual o ¿Gustos Exóticos?

domingo 16 de febrero de 2020

¿BENDICIONES?

domingo 09 de febrero de 2020

¿EN QUE PENSAMOS LOS MEXICANOS?

martes 04 de febrero de 2020

Operación mochila

domingo 19 de enero de 2020

2020

lunes 18 de noviembre de 2019

Capitalismo- Comunismo, lo mismo para mí

Cargar Más